Politeísmo

El politeísmo es la creencia o la adoración de múltiples dioses (normalmente reunidos en un panteón). Estos dioses suelen ser seres distintos y separados, y a menudo son vistos como similares a los humanos (antropomórficos) en sus rasgos de personalidad, pero con poderes, habilidades, conocimientos o percepciones individuales adicionales. Las deidades más comunes en las creencias politeístas son el dios del cielo, la deidad de la muerte, la diosa madre, la diosa del amor, la deidad creadora, la deidad embaucadora, la deidad de la vida-muerte-renacimiento y el héroe cultural.

El animismo, el chamanismo y el culto a los antepasados no contrastan necesariamente con el politeísmo, sino que son otras perspectivas de las costumbres religiosas étnicas o tradicionales compatibles (y típicamente coexistentes) con el politeísmo.

El término «politeísmo» (del griego «polus» que significa «muchos» y «theos» que significa «dios»), está atestiguado en inglés desde el siglo XVII (más tarde que «ateísmo» pero antes que «teísmo»).

Tipos de politeísmo

Politeísmo duro:

La creencia, frecuente en la mitología, en muchos dioses y diosas que aparecen como seres distintos e independientes, a menudo en conflicto entre sí. Algunos ejemplos son las antiguas mitologías sumeria, egipcia, griega y romana, así como las mitologías nórdica, azteca y yoruba. Otro ejemplo de politeísmo duro es el euhemerismo, que postula que todos los dioses son en realidad humanos históricos.

Politeísmo blando:

La creencia (similar al monoteísmo inclusivo) en muchos dioses y diosas que se consideran manifestaciones o «aspectos» de un único Dios, en lugar de entidades completamente distintas. Este punto de vista ve a los dioses como subsumidos en un todo mayor, como en la mayoría de las formas de hinduismo y algunas corrientes de neopaganismo de la Nueva Era.

Henoteísmo:

La devoción a un solo dios aceptando la existencia de otros dioses, y sin negar que otros pueden con igual verdad adorar a dioses diferentes. Se le ha llamado «monoteísmo de principio y politeísmo de hecho».

Monolatrismo (o monolatría):

La creencia en la existencia de muchos dioses, pero con la adoración consistente de una sola deidad. A diferencia del henoteísmo, el monolatría afirma que sólo hay un dios digno de adoración, aunque se sabe que existen otros dioses.

Katenoteísmo:

La creencia de que hay muchos dioses, pero sólo se debe adorar a una deidad a la vez, siendo cada una de ellas suprema.

Diteísmo (o duoteísmo):

La creencia en dos dioses igualmente poderosos, a menudo, pero no siempre, con propiedades complementarias y en constante oposición, como Dios y Diosa en la Wicca, o el Bien y el Mal en el Zoroastrismo y el Maniqueísmo. La religión mística primitiva, el gnosticismo, es otro ejemplo de una especie de creencia diteísta, debido a su afirmación de que lo que se adora como Dios en este mundo es en realidad un impostor malvado, pero que una verdadera deidad benévola digna de ser llamada «Dios» existe más allá de este mundo.

Misteísmo:

La creencia de que los dioses existen, pero que en realidad son malvados. La palabra inglesa fue acuñada por Thomas de Quincey en 1846. En sentido estricto, el término connota una actitud de odio hacia el dios o los dioses, más que una afirmación sobre su naturaleza.

Disteísmo:

La creencia de que los dioses existen, pero que no son totalmente buenos, o posiblemente incluso malos (en contraposición al euteísmo, la creencia de que Dios existe y es totalmente bueno). Los dioses embaucadores que se encuentran en los sistemas de creencias politeístas suelen tener una naturaleza disteísta, y hay varios ejemplos de disteísmo discutible en la Biblia.

Politeísmo, Filosofía Básica ✍️
Últimas entradas de Pedro Leonardo Caldera Vaca (ver todo)

Deja una respuesta