Henry David Thoreau

Henry David Thoreau, Filosofía Básica ✍️

Henry David Thoreau (1817 – 1862) fue un filósofo, naturalista, escritor y activista político estadounidense de principios de la Edad Moderna. Participó en el movimiento trascendentalista estadounidense del siglo XIX de su amigo y mentor Ralph Waldo Emerson.

Aunque fue relativamente desconocido para el público en general durante su vida, la influencia de su filosofía de la desobediencia civil y la resistencia no violenta ha sido acreditada específicamente por figuras posteriores como León Tolstoi, Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr. No se adhirió a ninguna posición política reconocible, pero su obra influyó en cierta medida en generaciones posteriores de anarquistas, marxistas y existencialistas.

Asimismo, hasta muchos años después de su muerte no se le consideró uno de los escritores estadounidenses más importantes, tanto por la claridad moderna de su estilo de prosa como por sus opiniones premonitorias sobre la naturaleza y la política. Sus escritos sobre historia natural anticiparon los métodos y descubrimientos de la ecología y el ecologismo modernos.

Vida

Thoreau nació el 12 de julio de 1817 en Concord, Massachusetts. Fue bautizado como David Henry Thoreau; sólo se le conoció como «Henry David» después de la universidad. Su padre era John Thoreau, propietario de una fábrica de lápices en Concord; su madre era Cynthia Dunbar (su padre, Asa Dunbar, era conocido por liderar la «Rebelión de la Mantequilla» de Harvard en 1766, la primera protesta estudiantil registrada en Estados Unidos). Tenía dos hermanos mayores, Helen y John Jr., y una hermana menor, Sophia. Se le suele describir como un hombre sencillo hasta el punto de ser feo, con una nariz larga, una boca deforme y una barba salvaje, y con unos modales «toscos y rústicos, aunque corteses».

Estudió en la Academia Concord de 1828 a 1833, y luego en la Universidad de Harvard de 1833 a 1837, tomando cursos de retórica, clásicos, filosofía, matemáticas y ciencias. Durante una licencia en Harvard en 1835, enseñó en una escuela de Canton, Massachusetts, despertando su interés por la educación. Tras graduarse en 1837, se incorporó brevemente al profesorado de la Academia Concord, pero el consejo escolar le despidió pronto cuando se negó a administrar castigos corporales. A continuación, él y su hermano John abrieron una escuela de gramática en Concord en 1838, en la que introdujeron varios conceptos progresistas, como los paseos por la naturaleza y las visitas a las tiendas y negocios locales. La escuela cerró cuando John enfermó mortalmente de tétanos en 1842. Trabajó en la fábrica de lápices de su familia en varias ocasiones a lo largo de su vida adulta, ayudando a crear el lápiz moderno al introducir la arcilla en la fabricación del grafito (la «mina» del lápiz), y más tarde convirtiendo la fábrica para producir tinta para las máquinas de escribir. También trabajó como topógrafo durante un tiempo.

Durante los primeros años después de graduarse, Thoreau conoció a Ralph Waldo Emerson (cuyo ensayo «Naturaleza» había leído mientras estaba en Harvard), lo que resultó ser un punto de inflexión decisivo en la vida de Thoreau. Emerson mostró un interés paternal (y a veces paternalista) por Thoreau, aconsejando al joven y presentándole a un círculo de escritores y pensadores locales, entre los que se encontraban Ellery Channing (1818 – 1901), Margaret Fuller (1810 – 1850), Bronson Alcott(1799 – 1888), Nathaniel Hawthorne (1804 – 1864) y Julian Hawthorne (1846 – 1934). Varios de ellos eran miembros del movimiento filosófico del Trascendentalismo de Emerson, y Thoreau se convirtió en un converso del Trascendentalismo (aunque no muy activo), que encajaba bien con su inclinación espiritual e intuitiva y su interés por la Naturaleza.

De 1841 a 1844, Thoreau se instaló en la casa de Emerson, donde ejerció de tutor de niños, asistente editorial, reparador y jardinero. Durante unos meses, en 1843, se trasladó a la casa del hermano de Emerson, William, en Staten Island, dando clases particulares a sus hijos, al tiempo que escribía para publicaciones periódicas de Nueva York, ayudado en parte por su futuro representante literario, Horace Greeley (1811 – 1872).

A mediados de la década de 1840 atravesó un período de inquietud, y a menudo hablaba de comprar o arrendar una granja que le diera los medios de subsistencia y la soledad para escribir un libro. Finalmente, se embarcó en su experimento de dos años de vida sencilla en julio de 1845, cuando se trasladó a una pequeña casa construida por él mismo en un terreno propiedad de Emerson en un bosque de segunda mano alrededor de las orillas de Walden Pond, a sólo un par de millas de su casa familiar. En 1854, siete años después de mudarse de su casa de Walden Pond (y tras siete borradores y reescrituras completas), publicó «Walden, o la vida en los bosques», su famoso relato de los dos años, dos meses y dos días que había pasado en Walden Pond. En parte memoria y en parte búsqueda espiritual, «Walden» (que incluye sus famosas frases: «La masa de los hombres lleva una vida de tranquila desesperación» y «Si un hombre no sigue el ritmo de sus compañeros, tal vez sea porque oye un tambor diferente», entre otras muchas citas conocidas) obtuvo al principio pocos admiradores, pero hoy los críticos lo consideran un libro clásico estadounidense que explora la simplicidad, la armonía y la belleza naturales como modelos de condiciones sociales y culturales justas.

Te puede interesar:  Guillermo de Ockham

Poco después de mudarse a Walden Pond, en 1845, fue detenido por seis años de impuestos impagados, y pasó una noche en la cárcel antes de que su tía pagara los atrasos por él. Aprovechó el asunto de los impuestos para protestar contra la guerra mexicano-estadounidense y la esclavitud, y su pequeño primer acto de desobediencia civil tuvo un profundo efecto en él. Comenzó a dar conferencias sobre la relación del individuo con el Estado, y elaboró un influyente ensayo titulado «Resistencia al gobierno civil» (también conocido como «Desobediencia civil»), que finalmente se publicó en 1849.

En 1847, autopublicó un libro titulado «A Week on the Concord and Merrimack Rivers», una elegía a su hermano, John, por consejo de Emerson (y utilizando el propio editor de éste). El libro fracasó estrepitosamente, y puso a Thoreau en una deuda que tardó años en pagar. El consejo erróneo de Emerson provocó un cisma entre los amigos que nunca se curó del todo.

En la década de 1850, Thoreau se sintió cada vez más fascinado por la historia natural y los relatos de viajes. Llevó a cabo observaciones de historia natural cada vez más detalladas sobre su área local en un enorme diario continuo que abarcaba muchos años. También viajó mucho por el este y el medio oeste de Estados Unidos, escribiendo todo el tiempo. En 1859, escribió una defensa intransigente del abolicionista radical John Brown (1800 – 1859) tras la polémica incursión de Brown en Harpers Ferry en 1859, y el discurso de Thoreau resultó persuasivo cuando el movimiento abolicionista empezó a aceptar a Brown como mártir en la época de la Guerra Civil estadounidense (inmortalizado en la canción «John Brown’s Body»).

Thoreau había contraído la tuberculosis por primera vez en 1835 y la sufrió esporádicamente durante toda su vida. En 1859, tras una excursión nocturna durante una tormenta, enfermó de bronquitis, y su salud fue decayendo durante los tres años siguientes, con breves periodos de remisión, hasta que acabó postrado en la cama. Aunque parecía aceptar su inminente muerte con tranquilidad, pasó sus últimos meses editando frenéticamente sus libros de viajes (incluyendo «Los bosques de Maine» y «Excursiones») para su publicación.

Murió en Concord el 6 de mayo de 1862 a la edad de 44 años. Emerson escribió el elogio que se pronunció en su funeral, y los restos de Thoreau fueron trasladados finalmente al cementerio de Sleepy Hollow, en Concord. Sólo muchos años después llegó a ser considerado uno de los escritores estadounidenses más importantes, tanto por la claridad moderna de su estilo de prosa como por la clarividencia de sus opiniones sobre la naturaleza y la política, y su memoria es honrada ahora por la Sociedad Internacional Thoreau, entre otras instituciones.

Obra

Aunque Thoreau nunca consiguió ganarse la vida con sus escritos, sus obras ocupan 20 volúmenes. La más famosa, con diferencia, es «Walden» (subtitulada «La vida en los bosques»), publicada en 1854, su relato de los dos años que pasó viviendo una vida sencilla en los bosques de Walden Pond. Sus libros de viajes, «Los bosques de Maine» y «Excursiones», se publicaron después de su muerte. Su ensayo más influyente fue «Resistencia al gobierno civil» de 1849 (a menudo reimpreso con el título de «Desobediencia civil»), en el que recomendaba desobedecer las leyes injustas. Su enorme «Diario», acumulado a lo largo de 24 años, fue publicado en 14 volúmenes en 1906.

Junto con su amigo y mentor, Ralph Waldo Emerson, y otros integrantes del grupo de trascendentalistas estadounidenses que se formó en torno a Emerson, Thoreau dedicó su vida, sus habilidades y su aprendizaje clásico a la reivindicación de la creación de una literatura y una filosofía americanas originales, en una época en la que la de «escritor» aún no era una profesión especializada. Thoreau y los trascendentalistas creían que la realidad era más que lo que una persona podía experimentar con sus sentidos, y que había más conocimiento que el que una persona podía descubrir a través de la razón humana. Fomentaban la intuición, el autoexamen, el individualismo y la exploración de la belleza de la naturaleza y del ser humano.

Te puede interesar:  Platón

En contra de la opinión popular, Thoreau no rechazó la civilización ni abrazó plenamente la naturaleza. Por el contrario, buscó un término medio, el ámbito pastoral que integra tanto la naturaleza como la cultura. Dedicó gran parte de su vida a la exploración de la naturaleza, no sólo como telón de fondo de la actividad humana, sino como un sistema vivo e integrado del que la humanidad es simplemente una parte. Su «escritura sobre la naturaleza» progresó desde el simbolismo poético de «Walden» hasta el método científico de sus últimos diarios (que implica la observación y la recopilación de información, el planteamiento de una hipótesis y la verificación de la hipótesis mediante pruebas), anticipando muchos de los métodos y descubrimientos de la ecología y el ecologismo modernos.

Su ensayo «La desobediencia civil», de 1849, ha sido quizá el más influyente de sus obras por sus evidentes implicaciones políticas. Afirmaba con valentía que «la única obligación que tengo derecho a asumir es la de hacer en cualquier momento lo que considero correcto». Creía que las reformas sociales radicales (como la abolición de la esclavitud, por ejemplo) sólo podían llevarse a cabo cuando cada individuo de mente recta emprendía una acción directa por su cuenta. Esta forma de «revolución pacífica» puede lograrse si un individuo retira su lealtad «en persona y en propiedad» al gobierno que apoya o permite el abuso en cuestión (como, por ejemplo, negarse a pagar impuestos). Esta filosofía de la desobediencia civil y la resistencia no violenta ha sido acreditada específicamente por figuras posteriores como León Tolstoi, Mahatma Gandhi y Martin Luther King Jr.

Thoreau era un comprometido activista antiesclavista y, a pesar de su arraigado individualismo, se sentía fácilmente movido al activismo contra la injusticia. El conocido ensayo «Desobediencia civil» no fue la última palabra de Thoreau sobre la resistencia contra la injusticia y la opresión: sus críticas más fuertes a la sociedad estadounidense se encuentran en sus posteriores discursos públicos, «La esclavitud en Massachusetts», «La vida sin principios» y «Una súplica por el capitán John Brown».

Al igual que Karl Marx, trató en cierta medida de desmantelar las instituciones existentes en un intento de proporcionar una satisfacción humana plena. Sin embargo, al igual que Søren Kierkegaard, insistió en mantener la singularidad del individuo como fuente última de valor. Por lo tanto, no abogó por la revolución, pero fue una influencia para el marxismo; no habría afirmado ser un existencialista (si tal concepto se hubiera conocido en su época), pero su insistencia en el individualismo tuvo peso entre los existencialistas posteriores; no fue un anarquista declarado, pero se opuso a las restricciones del gobierno e influyó en figuras posteriores con simpatías anarquistas.

Libros de Henry David Thoreau

Consulta las fuentes adicionales y la lista de lecturas recomendadas más abajo, o consulta la página de libros de filosofía para obtener una lista completa.

  • The Portable Thoreau (Portable Library) por Henry David Thoreau (Autor), Carl Bode (Editor)
  • Henry Thoreau: Una vida de la mente por Robert D. Richardson Jr.;Barry Moser (Autor)
Henry David Thoreau, Filosofía Básica ✍️
Últimas entradas de Pedro Leonardo Caldera Vaca (ver todo)

Explora nuestras categorías

Deja una respuesta