Escuela de Éfeso

La Escuela de Éfeso es una escuela filosófica griega presocrática del siglo V a.C., aunque esencialmente se refiere a las ideas de un solo hombre, Heráclito (que no tuvo ningún discípulo o sucesor directo que conozcamos), oriundo de Éfeso en la colonia griega de Jonia.

Junto con sus compañeros jonios de la Escuela Milesiana, buscó una solución al problema del cambio, pero su opinión era que el mundo es testigo de un cambio constante, en lugar de no cambiar en absoluto. El aforismo «todo está en estado de flujo», que a menudo se atribuye a Heráclito, probablemente no sea suyo, pero resume razonablemente su opinión. La transformación de la materia de un estado a otro no se produce por accidente, sostenía, sino dentro de ciertos límites y dentro de cierto tiempo y según la ley o «logos», según el cual todas las cosas son una. Consideraba que la base de todo el universo es un fuego siempre vivo (aunque éste se utiliza más como símbolo de cambio y proceso, que como fuego real), de modo que el mundo en sí mismo consiste en un intercambio de elementos similar a la ley, simbolizado por el fuego.

También hizo la afirmación, aparentemente incoherente, de que las cosas opuestas son idénticas, de modo que todo es y no es al mismo tiempo. Esto lo ejemplificó con la idea de que, aunque las aguas en él están siempre cambiando, un río permanece igual.

Escuela de Éfeso, Filosofía Básica ✍️
Últimas entradas de Pedro Leonardo Caldera Vaca (ver todo)

Deja una respuesta