Constructivismo

El constructivismo (también conocido como construccionismo) es una perspectiva relativamente reciente de la epistemología que considera que todo nuestro conocimiento es «construido» en el sentido de que depende de las convenciones, la percepción humana y la experiencia social. Por tanto, nuestro conocimiento no refleja necesariamente ninguna realidad externa o «trascendente».

Sus defensores lo consideran una alternativa al racionalismo y al empirismo clásicos. El punto de vista constructivista es de naturaleza pragmática y relativista. Se opone al Positivismo y al Cientificismo en la medida en que sostiene que el conocimiento científico es construido por los científicos, y no descubierto a partir del mundo a través del método científico estricto, y sostiene que no existe una única metodología válida, y que otras metodologías pueden ser más apropiadas para las ciencias sociales.

El hilo conductor de todas las formas de constructivismo es que no se centran en una realidad ontológica («la realidad tal como es en sí misma», que los constructivistas consideran totalmente incoherente e inverificable), sino en la realidad construida. Por lo tanto, rechazan de plano cualquier pretensión de universalismo, realismo o verdad objetiva, y admiten que su posición no es más que una visión, una forma más o menos coherente de entender las cosas que hasta ahora les ha funcionado como modelo del mundo.

Historia del constructivismo

Aunque las raíces del constructivismo se remontan a los filósofos griegos Heráclito, Protágoras y Aristóteles, no fue hasta 1934 cuando el filósofo francés Gastón Bachelard (1884 – 1962) afirmó que «Nada procede de sí mismo. Nada está dado. Todo se construye», y sólo en 1967 Jean Piaget (1896 – 1980) utilizó por primera vez la expresión «epistemología constructivista».

La doctrina es deudora de la teoría darwiniana de finales del siglo XIX, ya que los constructivistas afirman que el entendimiento humano, como producto de la Selección Natural, no puede proporcionar más comprensión «verdadera» del mundo tal como es en sí mismo que la absolutamente necesaria para la supervivencia humana.

Tipos de constructivismo

  • El constructivismo epistemológico es el punto de vista filosófico, tal y como se ha descrito anteriormente, de que nuestro conocimiento se «construye» en el sentido de que depende de las convenciones, la percepción humana y la experiencia social.
  • El constructivismo social (o construccionismo social) es la teoría de la Sociología y la Teoría del Aprendizaje según la cual las categorías de conocimiento y la realidad son creadas activamente por las relaciones e interacciones sociales. Una construcción social (o constructo social) es un concepto o práctica que puede parecer natural y obvio para quienes lo aceptan, pero que en realidad es una invención o artefacto de una cultura o sociedad concreta. La filosofía posterior de Ludwig Wittgenstein puede considerarse una base para el constructivismo social, con sus conceptos teóricos clave sobre los juegos de lenguaje incrustados en las formas de vida.
  • El constructivismo psicológico teoriza e investiga cómo los seres humanos crean sistemas para comprender de forma significativa sus mundos y experiencias. La Psicología del Constructo Personal es una teoría de la personalidad desarrollada por el psicólogo estadounidense George Kelly en la década de 1950, según la cual los procesos psicológicos únicos de una persona se canalizan por la forma en que anticipa los acontecimientos.

La epistemología genética es un tipo de constructivismo establecido por Jean Piaget (1896 – 1980) que estudia los orígenes (génesis) del conocimiento. Pretende demostrar que el método por el que se obtuvo o creó el conocimiento afecta a la validez de ese conocimiento. Por ejemplo, nuestra experiencia directa de la gravedad hace que nuestro conocimiento de la misma sea más válido que nuestra experiencia indirecta de los agujeros negros. Sostiene que el cambio sólo se produce si el sujeto se compromete con experiencias ajenas a su visión del mundo. La teoría también intenta explicar el proceso de cómo un ser humano se desarrolla cognitivamente desde su nacimiento a lo largo de su vida, a través de cuatro etapas primarias de desarrollo.

El constructivismo matemático es el punto de vista de la filosofía de las matemáticas de que es necesario encontrar (o «construir») un objeto matemático para demostrar que existe. El intuicionismo es un tipo de constructivismo matemático que sostiene que los fundamentos de las matemáticas se encuentran en la intuición del matemático individual, convirtiendo así las matemáticas en una actividad intrínsecamente subjetiva.

El constructivismo es también el nombre de un movimiento del arte y la arquitectura rusos del siglo XX, así como una disciplina de las relaciones internacionales y los asuntos mundiales.

Constructivismo, Filosofía Básica ✍️
Últimas entradas de Pedro Leonardo Caldera Vaca (ver todo)

Deja una respuesta